Lo ideal sería que los niños no se hiciesen pis, ni sudasen, pero los niños son eso niños y sus habitaciones infantiles pueden llegar a tener un colchón húmedo. Afortunadamente existen algunos sencillos trucos para evitar los colchones que queden deteriorado para siempre.

Dormitorio juvenil de Muebles jjp

Via. Muebles JJP

Los niños tienen un período en el que no pueden evitar orinarse en la cama, además de que sudan y tienen flujos que depositan en su colchón. El principal truco sería que sus padres cambiasen la cama en cuanto el niño se orinase pero al ser siempre a horas intempestivas esto es muchas veces improbable.

Lo que sí es cierto es que cuando están en la edad que pasan de bebés a niños y de la cuna a la cama, aún se les puede poner un paquete. Eso sí sin alargar mucho este período puesto que los niños deben ser autónomos y orinar conscientemente en el baño.

Hasta ese momento, para proteger el colchón existen dos formas: el protector de celulosa, que es un producto absorbente e impermeable de un solo uso y las fundas impermeables.

El protector de celulosa es absorbente e impermeable y la ventaja es que es de un solo uso aunque hay buscar el del tamaño adecuado para abarcar el máximo espacio.

Las fundas impermeables se colocan bajo las sábanas para evitar el contacto directo con el cuerpo, son como las de los adultos, sólo que se colocan en las habitaciones infantiles. Tienen la ventajas de que se pueden lavar regular y fácilmente en la lavadora.

Protector impermeable

Via mundobebes protector sobre cama

Siempre hay que tener en cuenta que estos trucos para mantener el colchón y las habitaciones infantiles intactas protegen los muebles de la orina pero el niño queda húmedo en su cuerpo y por el pijama. Por ello hay que tener la precaución de cambiarlos cuánto antes. También darle la confianza pero también la severidad de que es una tarea que deben realizar en el baño porque poco a poco se hacen mayores y tienen que ser conscientes de lo que hacen.

Y también un buen truco es que el niño no beba al menos dos horas antes de acostarse en su habitación infantil y es que esa es la principal fuente de su orina. Cuando duermen es cuando más horas pasan sin ir al baño sobre todo de forma inconsciente por eso hay que evitar que beban antes de ir a dormir y también ayudarles a que adquieran el hábito de orinar en el baño antes de ir a la cama.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para cookies y política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies