Con el paso de los años, nuestros hijos van acumulando juguetes, ¿qué hacer cuando estos van creciendo en número de forma imparable? Te ofrecemos algunas ideas de cómo guardar los juguetes en una habitación infantil. Como resultado: una habitación ordenada y con espacio.

Por su cumpleaños, con motivo de los regalos de Navidad, por alguna moda infantil que aparece de repente, un detalle por parte de los abuelos o de los tíos… nuestros hijos van acumulando cada día más y más juguetes. Pero claro, su habitación tiene un límite y a veces nos toca guardar juguetes por todos los rincones de la casa: nuestro propio armario, en el del pasillo, bajarlos al trastero o acumularlos en altillos. ¡No permitas que los juguetes de tus hijos te roben espacio de almacenamiento en casa! Ten en cuenta estas ideas para guardar los juguetes en una habitación infantil.

Como regla número 1 y algo muy importante es saber una selección de los juguetes que tu hijo va a querer conservar y cuáles no. Es recomendable hacer una de estas “purgas” una vez al año, y debes hacerle entender que no se puede guardar todo para siempre, hay que saber reciclar. Podemos optar por donar los juguetes que no queremos y que otros niños puedan disfrutarlos. ¿Y qué hacer para guardar los juguetes en una habitación infantil?

Podemos optar por varias ideas. Opta por guardar los juguetes en cajas. Selecciona aquellos que quiere conservar y divídelos por categorías según tipo de juguete, marca u otra opción que le ayude a tu hijo a diferenciar donde encontrar tal y cual juguete y que tenga la habitación más ordenada. Puedes colocar esas cajas bien dentro el armario en la parte inferior o bajo de la cama. Ayudarás también a que no cojan polvo y se conserve mejor. Puedes ayudarte de una aspiradora para mantener el espacio de debajo de la cama de la habitación infantil de tu hijo libre de polvo.

Otra idea para guardar los juguetes en una habitación infantil es optar por comprar grandes sacos para almacenar juguetes que puedes encontrar en cualquier tienda de decoración o juguetería. Tienen gran capacidad y tu hijo puede encontrar en él todos sus juguetes y volverlos a colocar ahí cuando acabe de jugar. Bastará con colocar este saco en un lado de la habitación para que no incordie.

Aprovechar los altillos de los armarios es otra opción a tener en cuenta. Ayuda a que la habitación infantil de tu hijo esté más ordenada, clasificando los juguetes por cajas y éstas colocadas en los altillos. Hazle saber a tu hijo que si quiere uno de esos juguetes te pida ayuda para poder bajarlos. Y más ideas. ¿Por qué no aprovechar el espacio de las paredes con pequeñas estanterías cubos incluso con puertas? Los juguetes estarán muy bien ordenados, y sin puertas también a la vista de tus hijos. Liberarás espacio en el suelo, en el armario o en su escritorio y cuando sea mayor, estas estanterías le ayudarán a disponer de más espacio para libros y otros artículos propios de su edad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para cookies y política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This