Está claro que disponer de una habitación que se ajuste a las necesidades de crecimiento de nuestros hijos es vital para que éste esté lo más cómodo posible y no se encuentre con una serie de barreras que dificulten su comodidad. Optar por las cunas adaptables es hacerlo por un mueble que puede tener una vida útil de más de 12 años. ¿Cómo es esto posible? Te lo contamos…

Tener un hijo siempre es un (dulce) gasto que debemos afrontar pero si podemos ahorrar en ciertas cuestiones, ¿por qué no hacerlo? Una de las más importantes es su habitación. A medida de que él o ella crecen, sus necesidades y gustos van cambiando. Primero debemos optar por habitaciones sumamente infantiles donde nuestros pequeños pasan largas jornadas de sueño en su cuna. Más tarde por una habitación infantil donde jugar y empezar a dedicar el espacio y su tiempo a otros menesteres. Y en la adolescencia y en la etapa pre-adulta, este espacio debe ser un lugar más reconfortante, cómodo y práctico donde realizar otras actividades lúdicas e intelectuales propias de esta edad. Con las cunas adaptables, nuestro hijo podrá disfrutar de una habitación con una cuna desde el momento de nacer hasta que ésta se convierte en una cama que se adapta a las diferentes fases de crecimiento.

Las 3 etapas de las cunas adaptables

1ª Etapa

Como podemos observar en la fotografía, primero tendremos una cuna donde podrá dormir nuestro pequeño hasta los 2 años. Una cuna práctica, confortable y sobre todo segura que tiene muy en cuenta lo especial de ofrecerles a éstos un lugar cómodo donde pasar tantas y tantas horas de descanso.

2ª Etapa

¿Para qué comprar una cama nueva? Con la cuna convertible, tendrás una cama baja más grande que la cuna donde los pequeños podrán acceder a ella sin problema de caídas. Fácil de transformar y fácil de mantener, esta cama es ideal para niños de entre 2 y 5 años. Éstos podrán acceder y salir de la cama sin ayuda, dotándoles de mayor confianza y autonomía.

3ª Etapa

Y en este tercera etapa, volvemos a transforma la cuna convertible a cama a una cama alta con cajoneras en la parte inferior, ganando comodidad y almacenaje. Es una cama ideal para niños de hasta 12 años e incluso más y sin la necesidad hasta este entonces de haber cambiado de cama en la habitación de nuestro hijo.

Las camas cuna convertible son un paso más en el diseño de muebles inteligentes llevado a cabo por la marca Muebles JJP. Muebles vanguardistas, modernos y que cubren las necesidades de las familias con soluciones prácticas y económicas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para cookies y política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies