Tu bebé ya está en camino y por eso debes darte cierta prisa en lo que a la decoración de su habitación se refiere. No basta con comprar una cuna, elegir una decoración amable e infantil y algunos pocos muebles más. Debes tener en cuenta muchas otras cosas cara a conseguir una habitación confortable, útil y segura. ¡Te lo contamos!

Igual que a la hora de decorar tu habitación tienes en cuenta multitud de detalles para dar con el resultado final que más te gusta, lo mismo debes hacer con la primera habitación de tu bebé. Ésta no debe porqué ser una habitación temporal, puede durar muchos más años de los que piensan, incluso estirarla hasta la misma adolescencia donde, ahí sí, tu hijo o hija reclamarán una decoración más personal, con gustos propios y que responda a sus verdaderas necesidades. Mientras tanto, ¿qué debes tener en cuenta a la hora de montar la primera habitación del bebé? ¡Toma nota!

  1. Compra una cuna segura y confortable por ello te recomendamos comprar una cuna cubo convertible. Un paso más allá en las cunas tradicionales y que puedes transformar en cómodas camas para tus hijos hasta la adolescencia.
     

    Cunas para bebes

    Cuna para bebe con ruedas del catalogo camas cubo de muebles jjp. 

  2. No coloques estanterías, ventiladores de techo, cuadros, enormes objetos de decoración tanto justo encima de la cuna, en el techo, como en su pared. Opta por premiar la seguridad en todo momento de tu pequeño.
  3. El orden debe ser algo esencial en la primera habitación de tu bebé. Opta por cajas donde guardar sus innumerables juguetes y no dejes éstos en medio de la habitación para evitar caídas de tu bebé… e incluso tuyas.
  4. Lo más recomendable es que, aunque sea de forma provisional, elijas una habitación cerca de la tuya para colocar la habitación de tu bebé. Tendrás así más rapidez si tu bebé necesita algo durante la noche.
  5. No recargues con demasiados muebles la habitación. Date cuenta que de momento él o ella no van a necesitar gran cosa. El escritorio, por ejemplo, puede esperar. Paciencia.
  6. No coloques la cuna de tu bebé cerca de radiadores o ventajas. Pueden sufrir accidentes debido al poco conocimiento y la gran curiosidad que, sobre todo durante los primeros meses de vida tiene tu bebé.
  7. Una correcta ventilación es esencial para evitar la acumulación de malos olores (pipis, cacas… cosas normales en bebés) y por tanto la aparición de ácaros, bacterias… también evita que sea un lugar demasiado húmedo.
  8. Los colores son importantes y de forma inconsciente ejercen su efecto en tu bebé. Lo mejor es usar colores cálidos que les transmitan calidez y tranquilidad. No necesariamente siempre deben ser los tan manidos rosas y azules.
  9. No uses alfombras en la habitación del bebé. Son un reclamo para el polvo y las bacterias. También evita pisos de moqueta. Son un nido de ácaros y suciedad que traemos nosotros mismos de la calle.
  10. Y, cómo no, la tranquilidad es esencial. Elige una habitación alejada si es posible de los grandes ruidos de la casa como la cocina o el salón con la televisión. Que su ventana se cierre sin problemas y tenga buen aislamiento acústico.

 

Cuna para bebe transformable

Cuna transformable. Via Cunasparabebe.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para cookies y política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This